El Papa recibió en audiencia esta mañana, 22 de octubre, en el Vaticano a los pasionistas que participaban en el Capítulo General. Francisco los alentó a ser ministros de reconciliación, porque la Iglesia necesita ministros que “escuchen sin condenar y acepten con misericordia”, y enfrenten nuevos desafíos como las migraciones, el laicismo y el mundo digital. Con la “fidelidad creativa” enfrentamos los nuevos desafíos de nuestro tiempo, llevando a Cristo a un mundo sufriente.