El beato Lorenzo María de san Francisco Javier (Salvi), nacido en Roma el 30 de octubre de 1782, murió en Capranica (VT) el 12 de junio de 1856. Profesó la Regla pasionista el 20 de noviembre de 1802 y fue ordenado sacerdote el 29 de diciembre de 1805. Superior diligente, su vida se caracterizó, siguiendo las huellas del Fundador, san Pablo (le la Cruz, por su actividad misionera itinerante y el apostolado incansable de la Infancia de Jesús, difundiendo su devoción por todas partes con la palabra, el ejemplo y numerosos escritos. Su Santidad Juan Pablo II le beatificó el 1 de octubre de 1989. Sus restos mortales se veneran en la iglesia pasionista de san Miguel Arcángel de Vetralla (VT).


Oración


Oh Dios, que has concedido al beato Lorenzo María, sacerdote, un conocimiento vivo y penetrante del misterio de tu Verbo hecho carne en la devota contemplación de Jesús Niño, por su intercesión haz que también nosotros, recorriendo el camino de la infancia espiritual, alcancemos en tu Hijo la vida que no tiene fin.