Nació en Corinaldo (Italia) el 16 de octubre, de 1890, de una familia humilde. Su niñez, bastante dura, transcurrió cerca de Nettuno, y durante ella se ocupó en ayudar a su madre en las tareas domésticas; era de índole piadosa, como lo demostraba su asiduidad en la oración. En el año 1902, puesta en trance de defender su castidad, prefirió morir antes que pecar. el joven que atentaba contra ella puso fin a su vida, agrediéndola con un punzón. Antes de morir María perdonó a su agresor. Fue canonizada por Pío XII en 1950. Los Pasionistas que se ocuparon de su proceso de beatificación proveen con celo al servicio del santuario de Nettuno, donde se veneran sus restos mortales.