Con gran alegría los Novicios invitan a su

Primera Profesión Religiosa

Domingo 14 de Septiembre de 2014 a las 11:00 hrs.

En la Catedral de Orbetello (Gr).

¡Alabemos y Agradezcamos juntos al Señor!


La pasión de Jesús es la más grande y estupenda obra
del Amor Divino (san Pablo de la Cruz)

Una carta de una de las novicias:

PARECE QUE NO ES VERDAD…

Parece que no es verdad… sin embargo hemos llegado al final de esta bellísima experiencia de “full immersion” en la gran Familia Pasionista.

Este año de noviciado, aquí en el Monte Argentario, cuna de nuestra Congregación, ha sido para todos nosotros, los seis novicios, (Marcelo, Giovanni, Marino, Alberto, Salvatore e Hipólito) un año de verdadera gracia, un año que ha marcado fuertemente la experiencia de nuestro camino de formación ya que nos ha hecho madurar en nuestro deseo de consagración. Nos hemos enriquecido en el nivel espiritual, profundizando e intensificando nuestra relación personal con el Señor que nos llama a esta grande misión; en el nivel comunitario, llamados a vivir óptimamente las relaciones interpersonales entre nosotros los novicios y con los religiosos de la comunidad; en el nivel intelectual, con el estudio atento y profundo de la vida y espiritualidad de nuestro Padre Fundador San Pablo de la Cruz y de toda la historia de nuestra Congregación.

Al final, como en toda experiencia, nos asalta un poco de nostalgia… mezclada con la alegría que surge de las expectativas que se abren delante a nosotros para el futuro. Agradecemos de corazón, antes que nada, al Señor que nos ha llevado de la mano haciéndonos vencer momentos de oscuridad y de dificultad. Ninguno de nosotros olvidará a la comunidad religiosa que nos acogió, pero sobre todo, nadie olvidará al padre maestro de novicios: el P. Carlos, un hombre fuerte y humilde al mismo tiempo, de una gran espiritualidad y de espíritu comunitario.

Nos llevaremos dentro la alegría de habernos sentido aceptados, buscados y estimados por todos, pero antes que nada, por el Obispo de esta Diócesis: Mons. Guillermo Borghetti, que con inmensa disponibilidad presidirá la celebración Eucarística de nuestra primera Profesión religiosa el próximo 14 de septiembre y, después, por todos los sacerdotes de la diócesis que de un modo u otro siempre han pedido que participemos en alguna de sus actividades pastorales.

Un agradecimiento a la gente de este lugar que estuvo cerca de nosotros, demostrándonos con discreción: afecto, aceptación y simpatía.

Antes de despedirnos, pedimos a todos ustedes amigos nuestros: oren por nosotros para que podamos ser siempre dóciles y perseverantes, permitiendo al Señor terminar la obra que ha comenzado en cada uno de nosotros.

MARINO LONGO, novicio.