+Hna. Martha di Gesù Crocifisso, C.P.
(Martha Catalina Luja Pérez)

difunta (Toluca, Messico)

México, D.F. 13 abril de 2015.

Nuestra hermana Martha, nació en Toluca, Estado de México el 19 de enero de 1968, en el seno de la familia formada por los señores Javier Luja y María Pérez quienes educaron a sus siete hijos con valores cristianos profundos y sólidos, siendo ella la cuarta hija. Fue bautizada el 27 de febrero del mismo año, en la parroquia de Santa María de Guadalupe. Y al año siguiente recibió el sacramento de la confirmación.

Conoció nuestra congregación en la comunidad de Toluca a la cual ya había ingresado su hermana mayor María Luisa. Martha ingresó el mes de agosto de 1988, como postulante.

Realizó su noviciado en Ciudad Granja, Jalisco, durante dos años y profesó el 15 de agosto de 1991. Su profesión perpetua la hizo en Toluca el 27 de julio de 1997.

La vida de nuestra hermana fue rica en experiencia de Dios y en experiencias apostólicas. En las comunidades en que prestó sus servicios se destacó por su espíritu emprendedor, su responsabilidad, capacidad de servicio, acogida y alegría.

En la parroquia de Monterrey sirvió en la pastoral catequética y vocacional, al mismo tiempo que realizaba estudios académicos. En la parroquia de Asentamientos Humanos, Durango atendió especialmente la pastoral de jóvenes y adolescentes. Fue enviada después a la casa general donde al mismo tiempo que estudiaba Teología, dio clase en el Instituto Hispano Inglés y se entregó generosamente en trabajo de voluntariado con personas enfermas de VIH.

Después de sus votos perpetuos fue enviada a la parroquia de Cuauhtémoc, Tabasco, donde coordinó e impulsó la pastoral profética y misionera. En el año 2002, fue enviada a esta comunidad del Instituto Guadalupe Insurgentes y desde el principio infundió su dinamismo e iniciativas pedagógicas para acrecentar el desarrollo humano cristiano desde las diferentes coordinaciones y dirección general. Han sido trece años de vida fecunda y generosa cuyos frutos son palpables en los alumnos, padres de familia y todos los miembros de la comunidad educativa.

A nivel congregación fue consejera de la Provincia de “Jesús Crucificado”, durante dos periodos consecutivos, aportando su visión y su amor concretizado en las iniciativas solidarias y misioneras que impulsó. Hizo así realidad las palabras de nuestra madre fundadora “amor de obra”.

En este mundo convulsionado, la hermana Martha buscó a Dios en la historia, en los crucificados, con una búsqueda apasionada y muchas veces dolorosa, por llevar la luz de la Pascua a las situaciones de dolor. Unió siempre el gran amor a su familia humana con el amor a la familia pasionista.

Gracias, Martha, por tu entrega generosa, por la alegría que sembraste con tu servicio, por tu amor a Jesús Crucificado y a la Madre Dolorosa. Gracias por tus intuiciones evangélicas compartidas, por tu trabajo entregado y por los momentos de escucha y consejo brindados con amor y prudencia a tantas personas. Porque amaste la misión que el Señor te entregó y supiste realizarla con fidelidad creativa, incluso con sacrificio.

Tu vida nos parece corta en duración, pero rica y profunda en significatividad. Contigo Dios nos manifestó muchas facetas de su Reino: la vida, la verdad, la libertad, la justicia, la caridad.

En este tiempo de Pascua Dios te ha llamado a participar de la plenitud junto a Él, por eso nosotros, tus familiares, tus hermanas de congregación y todas las personas con quienes trabajaste en tu apostolado educativo pasionista, queremos ofrecerte al Señor como ofrenda amorosa. Vivirás siempre en Él y en nuestros corazones. Que nuestra mejor despedida sea continuar la obra que tú impulsaste con:

PASIÓN POR LA VIDA Y PASIÓN POR LA EDUCACIÓN. PASIÓN DE CRISTO Y PASIÓN POR LA HUMANIDAD

Murió en la Clínica Star Médica, México D. F., el día 13 de abril de 2015 siendo las 6:06 am, pertenecía a la comunidad del retiro “Santo Crucifijo”. Sus restos descansan en el panteón general de Toluca.

sbaldon