“pero no está aquí, porque ha resucitado, tal como él dijo.”

Mt 28:6